TDT y educación. Entrevista con Giselle Boza, Directora de las Emisoras Culturales de la UCR.

Muchas manos puestas en el suelo con las palmas extendidas hacia arriba.¿Cuáles ventajas o desventajas ofrece la educación mediada o a distancia con respecto a la educación tradicional?

Si bien ha habido logros limitados, porque en realidad no se han potenciado, y no sólo no se han potenciado, sino que ha hecho falta que vayan bien articulados dentro de una visión de educación a distancia, han sido importantes a nivel de lo local, han servido para abrir oportunidades educativas a nivel regional. Especialmente con la radio, no lo visualizo tanto en la televisión, porque la radio es un medio más inmediato, de mayor proyección popular, más barato. Brinda más oportunidades a más bajo costo para apoyar procesos de enseñanza aprendizaje y creo ahí ha cumplido una misión mejor. Y es que la radio, y todavía la radio tradicional, sobre todo ahora en convergencia con las nuevas tecnologías, brinda la oportunidad de fortalecerse como una herramienta educativa y confío en que la radio pueda tener más y mejores aportes a la educación.

Este modelo de educación a distancia no ha tenido tanto éxito con la televisión, especialmente por dos elementos: la escasa producción de contenidos, el alto costo, precisamente porque no hay políticas de apoyo, promoción o estímulo y por la concentración de la propiedad de los medios televisivos en este país, la cual no ha garantizado que haya un desarrollo de la televisión educativa. Como un tercer aspecto, se tiene también a una televisión nacional, un servicio de televisión nacional, que no cumple con los propósitos educativos para los cuales fue creado.

¿Cuáles ventajas ofrece un medio como la TDT, con respecto a otras nuevas tecnologías, para la educación? ¿Cuál papel podría jugar la interactividad en la educación?

El tema importante acá es la interactividad, estamos cambiando la forma de cómo se consume la televisión. Entonces una televisión que permita vislumbrar a un receptor, y ya no hablemos de un receptor sino de un sujeto, más activo con la posibilidad de intervenir en el proceso de enseñanza aprendizaje y que exista la bilateralidad. En la interactividad, por ser bilateral, existe esa posibilidad de incidir en los contenidos y garantizarse un proceso de aprendizaje más creativo, más propositivo, más participativo. Entonces creo que sí la televisión, especialmente con las nuevas tecnologías, abre esa oportunidad para una educación distinta, una educación más participativa.

De todas maneras, si bien la televisión tradicional podría cumplir fines educativos, siempre ha tenido esa visión bancaria de la educación, de depositar conocimientos, de depositar sin que existiera la posibilidad de una retroalimentación o de interactuar, por parte de quien estaba recibiendo el conocimiento. Esta posibilidad la brinda esta nueva forma de televisión.

¿Cómo siente la percepción acerca de la TDT desde el sector educativo costarricense?

Desde el Ministerio de Educación Pública debería ser muy proactivo, muy propositivo en ver en las nuevas tecnologías, en la televisión y la radio abiertas, porque no es la televisión ni la radio satelital o por cable, una oportunidad para empoderar a los diferentes sectores y poder garantizar, incluso, el acceso a la educación, que es otro derecho fundamental.

Le puedo contar como un paréntesis que nosotros cuando separamos la frecuencia AM de la FM, ya que la AM retransmitía a Radio Universidad junto con el FM, las separamos para hacer una emisora pequeñita, distinta, más educativa, y estamos dando por ejemplo cursos de francés e inglés por radio con señoras que son amas de casa, nunca salen de su hogar y están fascinadas recibiendo clases de francés por radio. Y entonces esa posibilidad de que sean una, dos, tres señoras que llamen y te digan “estamos felices”, “¿qué pasó hoy con el curso?”, “¿por qué no ha empezado?”, es una oportunidad que nos brinda la AM, que es una frecuencia muy limitada en de calidad de sonido, pero muy vinculada a lo local, usted sabe que la AM ha estado muy vinculada a las sociedades locales. Bueno, HAY oportunidades, y la gente las necesita. Por eso el papel de las universidades es desarrollar proyectos con las comunidades.

El papel de los estudiantes y docentes de primaria y secundaria primero deriva de los otros actores, porque si no les proveemos de información y de oportunidades entonces no van a poder hacer esto. Yo creo que esos son los sujetos, actuales no futuros, de ese derecho a la comunicación y la educación, que son derechos humanos fundamentales y que no se los estamos garantizando. Si no tienen acceso nada se puede hacer. Con el tema de deserción en la secundaria, podríamos hacer un excelente proyecto que tenga que ver con el uso de la televisión para evitar la deserción o la exclusión, que a veces es un término más correcto. Además para la mejor presentación de los contenidos. Los muchachos se aburren hoy en el colegio, por esos sistemas tan formales de enseñanza aprendizaje. Entonces se van. Un porcentaje importante es por motivación, no les satisface. Entonces quizá con contenidos más atractivos, más creativos, más interactivos, existan mayores posibilidades de que el muchacho permanezca en las aulas.

La mayoría de canales de televisión en Costa Rica se han venido desarrollando con una lógica comercial como norte desde hace varios años, ¿cree que pudiera resultar beneficioso, que si llegaran a existir una mayor cantidad de canales, que algunos de ellos se manejen con otra lógica (institucional, regional, de interés público, de desarrollo económico o educativa)?

Ese es el tema, el tema es que en este país no existe una red de televisoras o emisoras de radio educativas. No lo hemos logrado consolidarlo nunca, no hemos logrado desarrollarlo por la forma en la que se concibió, especialmente la televisión, en este país. Cuando la televisión iba a nacer y se hizo toda la propuesta en este país, en los cincuentas, era una televisión pública educativa y nació como privada y comercial. Con el SINART en 1978 era cuando el Estado se estaba “echando para atrás” en una serie de políticas, era la época de la crisis del Estado Empresario, entonces se veía muy mal que el Estado interviniera, más bien tenía que sacar las manos de las cosas. Entonces el SINART que era la oportunidad de ser una televisión educativa, nace con las manos atadas y con la visión de los políticos de no quedar mal con el sector empresarial de este país.

Entonces, yo creo que ahí todos estos elementos: políticos, comerciales, la forma en que se ha administrado el espectro en este país, la ausencia de regulaciones para establecer obligaciones por parte de los concesionarios. Si este fuera un país que tuviera políticas claras dice: “tanto porcentaje es para televisión educativa, tanto es para televisión comunitaria o tanto es para radio comunitaria, para radio educativa”. Pero si no existen regulaciones, el sistema se va por el que tiene el poder.

¿Sobre quién debería recaer, a su juicio y desde su experiencia profesional, la decisión sobre el uso que se le dé a las frecuencias libres una vez llegada la TDT?

Tiene que ser legal. No puede ser potestad del ejecutivo como lo ha sido hasta ahora, al amparo de una ley que no regula nada, o sea al amparo de una política de DES-regulación. Por eso que la Universidad estaba pidiendo una ley. ¿Por qué una ley? Una ley es una norma de rango superior de los decretos ejecutivos. Cuesta más que pase una ley porque hay fuerzas políticas y posibilidad mayor de un debate que un acto del Ejecutivo. Entonces en este país las frecuencias siempre se han distribuido por botín político, por amiguismos políticos y todo el negocio que se ha hecho, se ha hecho a la vista y paciencia de los políticos del país. Entonces, en primer lugar es por eso.

En segundo lugar, porque hay un tema de derechos humanos aquí, de derechos fundamentales de las personas, que sólo pueden ser regulados por ley de la República, no pueden ser regulados por actos del Ejecutivo. Entonces, si nosotros vemos esto como un tema de un derecho fundamental de las personas, no como un tema tecnológico o de oportunidades, entonces tenemos necesariamente que pasar por una ley de la Asamblea Legislativa. Y esta es una ley que se llame, no sé, Ley de radiodifusión sonora y televisiva o Ley de de Televisión y radio digital, o como se llame, pero tiene necesariamente que pasar por políticas de Estado, pero primero por una regulación de carácter legal.

Por ejemplo, el proyecto de ley de Argentina, que no es Venezuela como para estigmatizar y decir que hay un cuestionamiento en el papel del Gobierno dentro de un sistema democrático. La propuesta en Argentina nace del Gobierno con apoyo de sectores sociales y redes comunitarias. Yo creo que aquí también hay que fortalecer a la ciudadanía en esas instancias. Creo que los sectores sociales necesariamente van a tener que participar más activamente en los temas de comunicación en este país. En Argentina no hubo precisamente una campaña informativa, pero había un sector social de radios comunitarias muy fuerte, que aquí nosotros no lo tenemos. Creo que hay que organizar esa visión de qué es radio comunitaria, qué es radio educativa. Esto hay que trabajarlo mucho con sectores sociales para entender un poco cuál es la dinámica. Y va a costar, en este país va a costar. Pero al menos estamos reclamando la posibilidad de un debate político más abierto con diferentes sectores, que exista ese debate. Si no, no lo podremos hacer. Y las universidades [deberían estar] más comprometidas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s